El desinterés o el altruismo es un ideal que se encuentra en todas las religiones. Mientras que cada animal vive para sí mismo y su familia, el hombre es capaz de sentir el sufrimiento de los demás y tiene el impulso de ayudar. Por amor y compasión uno está dispuesto a ayudar a los demás sin tomarlo como una carga, pero sintiéndose feliz al hacerlo. La espiritualidad no significa encerrarse en un monasterio, o practicar la auto-realización egocéntrica. Se manifiesta en el hecho de que uno no sólo piensa en sí mismo sino en el trato amoroso con nuestros semejantes. Si todos se preocupan por el bienestar de los demás, esto conducirá a una coexistencia pacífica -en la familia, en la vida laboral, entre grupos sociales, religiones y estados.

Servicio desinteresado

De un discurso de Sant Kirpal Singh, 27 de enero de 1964:

El servicio desinteresado significa tener amor por todos. Si tus hijos están comiendo y otros niños en el vecindario están muriendo de hambre, comparta con ellos, compartir con los que están desnudos, los que tienen hambre, los que tienen sed, los que están necesitados. Si ayudas a otros, naturalmente te ayudarán.
¡Ayuda a alguien sin compensación, sin considerar si obtentrás algo a cambio! Sólo tienes que dar al Dios que está en ellos. Esto significa que el yo se expande: primero, de ti mismo hacia la familia; luego de la familia a la clase a la que perteneces; luego de la clase a la religión; luego ese yo se expande más al país; y te conviertes en un patriota. En todo esto, el yo se expande; pero también hay un peligro. Si todo tu amor se expande a tu familia, entonces dos familias se pelean. Cada uno está luchando por su propia familia: el yo se ha congelado en dos familias diferentes.Si tu amor se expande hasta el punto que sólo abarca tu propia clase social o tu religión, amarás sólo a la gente que pertenece a tu propia religión y odiarás a los demás: el resultado serán guerras religiosas, en las que mueren miles de personas. Si sólo amas a tu propio país y los demás tienen sólo amor por su propio país, entonces – dos grandes guerras mundiales en las que murieron millones de personas, han demostrado a dónde conduce esto. Así que nuestro amor debe expandirse ya que Dios está en cada ser humano. “! Que la paz sea con todo el mundo!». Esto es lo que se entiende por servicio desinteresado: nuestro yo debe expandirse.
Cada persona debe aprender a ayudar a los demás, a compartir con los demás. ¿Si no, cual es la diferencia entre un ser humano y un animal? Los animales también cuidan de sus crías, luchan por ellas. Si tocas la cría de un animal, su madre te quitará los ojos. Si tú haces lo mismo ¿cuál es tu superioridad como ser humano?
La superioridad del hombre reside en el hecho de que también ayuda a sí mismo y a los demás, no sólo a los hombres, sino también a todas las demás criaturas. Si aprendes a vivir para los demás, eres, en verdad, un ser humano. ¡Párate sobre tus propias piernas primero! ¡No seas una carga para los demás! Luego, ¡comparta con otros! Cuanto más puedes dar por el amor de Dios, más avanzarás. Esto es lo que se entiende por servicio desinteresado, nuestro yo debe expandirse.
Cada día, tu yo debe expandirse. Si ves a alguien morir y no te estás preocupando sino disfrutándote, eso no es un servicio desinteresado. No es necesario que alguien venga y apela a ti que esta o aquella persona te necesita. Si lo ves, ¡ven y ayúdale! No importa si los demás lo ven o no. Dios te está viendo. Esto se debe desarrollará, poco a poco.
Si no te importan los “dioses” hambrientos que se mueven en la tierra, ¿cómo puedes amar a Dios? Él no está en el cielo; Él está en todas partes, reside en cada corazón.

Sant Kirpal Singh: Speech Word Fellowship of Religions
Meditatión